Miguel García-Baró. Dos publicaciones: "El bien perfecto" y "De estética y Mística"







Miguel
García-Baró


 







 




«HERMENEIA»,
nº 82


ISBN
978-84-301-1681-2 - 304 págs.


17,31
€ - PVP 18 €


Formato:
14,5 x 21 cm - Nº edición: 1





Toda
invitación a la filosofía que se precie habrá de hacer necesariamente un alto
en la reflexión platónica. De hecho, la maravillosa y complejísima obra de
Platón expresa como ninguna la convivencia de dos elementos imprescindibles: la
noción dialógica del filosofar socrático y la aparición de una metafísica
primordial.


En
este sentido, los personajes que desfilan por los diálogos del genio de Atenas
conducen al lector de forma lúcida al centro de las preocupaciones
existenciales de cada época y, de manera destacada, de la actual.


La
verdadera filosofía tiene, sin duda, este mérito. En ella la belleza literaria,
el humor denso, los rodeos aparentes son simples recursos para llevar a buen
puerto su ineludible compromiso: la enseñanza indirecta, como le gustaba decir
a Kierkegaard.


«El
bien perfecto. Invitación a la filosofía platónica» es la tercera entrega de
esta sugestiva historia de la filosofía compuesta además por dos títulos
precedentes: «De Homero a Sócrates» (2004) y «Filosofía socrática» (2005).


  

 





Miguel
García-Baró







Sígueme «HERMENEIA»,
nº 78


IS BN 978-84-301-1659-1 - 304 págs.


17,31
€ - PVP 18 €


Formato:
13,5 x 21 cm - Nº edición: 1





Buscar,
acoger y experimentar en plenitud la vida en su centro es la tarea que el
filósofo Miguel García-Baró se ha impuesto en los once ensayos que componen De
estética y mística.


Una
empresa tan ambiciosa ha de partir sin duda del reconocimiento de las pocas
fuerzas que todo ser humano posee, pero también del convencimiento de que nadie
puede pretender quedar eximido de gastar sus mejores energías intentando
acceder al corazón mismo de la realidad.


Cuando
se explora con perseverancia el centro de la vida, se roza el misterio y lo
inefable comienza a revelarse revistiendo de luz cada fenómeno.
















Comentarios